| Introducción | Sobre el Autor | Eventos | Lecturas Recomendadas |

jueves, 17 de julio de 2008

Lo que la arquitectura puede encontrar en la nanotecnología

Última parte de siete,
Publicado como Artículo originalmente en la

Revista Construcción y Tecnología,
Instituto Mexicano del Cemento y del Concreto A.C.,
ISSN 0187-7895, México.
Vol. X, Número 117, pp. 28-35, Febrero de 1998.

Lo que la arquitectura puede encontrar en la nanotecnología

Imaginemos por un momento las consecuencias de los conceptos y descubrimientos expuestos aquí en relación con la nanotecnología. Pensemos por un instante en las implicaciones que los nuevos materiales descubiertos pueden tener en la concepción del espacio arquitectónico. Recordemos las ideas de Villagrán, de Feynman y de Dyson, meditando la posible forma de los futuros edificios y de nuestras ciudades. Veamos el futuro con un enfoque similar al de los afortunados ojos de Verne o de Bernal. Tratemos de ponernos en los zapatos de Siegel o de Drexler. Pensemos, por un pequeño instante, en dónde utilizaremos la nanotecnología para crear arquitectura.

Sólo viendo el futuro prospectivamente (11) con un poco de objetividad, y cantidades enormes de esperanza, podremos pensar en maravillosas e insólitas soluciones constructivas. En un futuro inmediato, podríamos concebir edificios cinco veces más altos que soportaran cargas cinco veces mayores, cuyas secciones estructurales fueran más esbeltas, y que ante un sismo no se fracturaran. Imaginaríamos edificios cuyas paredes y pisos cambiaran de color conforme la luz del sol cambiara de tono. Pensaríamos entonces en muros divisorios que fueran transparentes en el día, y opacos en la noche. Veríamos casas de dos pisos, fácilmente remolcadas por un pequeño vehículo, para cambiar de ubicación. Encontraríamos en cualquier supermercado grandes componentes estructurales, a precios económicos, suficientemente ligeros para que un niño de cuatro años los pudiera cargar.

Tal vez veríamos ciudades con menos contaminantes, al producir la industria de la construcción menos desperdicio. Conviviríamos con nanomáquinas que harían constante limpieza de nuestro suelo y nuestros mares, y que fomentarían su enriquecimiento. Conoceríamos fábricas de materiales cuyos obreros serían pequeñas nanomáquinas con controles de calidad superiores a los actuales procesos productivos. Compraríamos a precios ínfimos computadoras miles de veces más potentes para diseñar nuestros proyectos arquitectónicos, y las podríamos guardar y cargar diariamente en la bolsa de la camisa.

Pienso que, en la medida en que el arquitecto se adentre en la investigación de materiales y, en especial, se interese por la nanotecnología, estaremos creando un nuevo y muy diferente concepto de arquitectura. En ese momento, estoy seguro, la expresión bivalente forma-función, de la cual nos habla Villagrán, nos mostraría distintos y sorprendentes resultados. Pero lo que puede ser aún más importante es que romperíamos con esquemas y materiales, ya obsoletos, que hemos utilizado durante más de cinco mil años. Tal vez, por mencionar algún ejemplo, el peligroso cristal desaparezca al fin de las ventanas, para ser sustituido por un metal o una cerámica transparente e irrompible. La nanotecnología y la arquitectura son interdependientes y combinables. La nanotecnología ofrece soluciones prácticas y palpables a corto, mediano y largo plazo. La construcción del Siglo XXI está en nuestras manos, en nuestra capacidad de asimilar y responder a los nuevos cambios mencionados. No abandonemos el intento de comprenderlos e integrarlos. Busquemos especializarnos en la investigación de estos nuevos materiales. Tratemos de aplicarlos y no permitamos que otros lo hagan por el arquitecto. Vayamos a la vanguardia y no dejemos escapar esta oportunidad.



CITAS

(11) Partiendo de que el futuro es una realidad múltiple, la prospectiva es principalmente una actitud mental, seguida por un proceso metodológico que intenta hacer probable el futuro deseable.Regresar


LECTURAS RECOMENDADAS

DREXLER, K. Eric, Engines of creation: The coming era of nanotechnology, EUA, Anchor Books, 1986.

DREXLER, K. Eric, Nanosystems: molecular machinery, manufacturing, and computation, EUA, Wiley Interscience, 1992.

DYSON, Freeman J., "El mundo, la carne y el demonio", conferencia sobre la obra de J. D. Bernal, Inglaterra, Birbeck College of London, 1972.

FEYNMAN, Richard P., "There's plenty of room at the bottom" ponencia, EUA, Engineering and Science Magazine of California Institute of Tecnology, 29 de diciembre de 1959.

KLUGER, Jeffrey, Can we stay young?, Nueva York, Time Magazine, 25 de noviembre de 1996, pp. 50-60.

KRANTZ, Michael, Building a better world - Atom by atom, Nueva York, Time Magazine, 2 de diciembre de 1996, pp. 66-67.

LEMONICK, Michael D., Future tech is now, Nueva York, Time Magazine, 17 de julio de 1995, pp. 34-39.

NASH, J. Madeleine, Copying what comes naturally, Nueva York, Time Magazine, 8 de marzo de 1993, pp. 38-39.

OCAMPO RUIZ, Ernesto, "El futuro de la arquitectura", trabajo para ingresar a la maestría de Arquitectura Tecnología, Unidad de Posgrado de la Facultad de Arquitectura de la unam, México, mayo-julio de 1996.

OCAMPO RUIZ, Ernesto, "Materiales modernos aplicables a la prefabricación del futuro", trabajo presentado en el seminario de Temas Selectos II en la Unidad de Posgrado de la Facultad de Arquitectura de la unam, México, agosto-noviembre de 1996.

POOL, Robert, Atom Smith, EUA, Discover Magazine, diciembre de 1995.

SIEGEL, Richard W., "Nanostructured materials" (ponencia presentada en la conferencia Nanoparticulates'94, Monterey California, EUA, 14 y 15 de noviembre de 1994).

SIEGEL, Richard W., "What is so special about nanostructured materials and coatings?", (ponencia presentada en la conferencia Nanostructured Materials and Coatings'95, EUA, 1995).

VILLAGRAN GARCIA, José, Teoría de la arquitectura, 3a. ed., México, inba-sep, Cuadernos de Arquitectura y Conservación del Patrimonio Artístico, número extraordinario, 1983.


D.R. © Ernesto Ocampo Ruiz, Construcción y Tecnología, IMCYC, México, 1998.