| Introducción | Sobre el Autor | Eventos | Lecturas Recomendadas |

jueves, 25 de septiembre de 2008

Instalaciones en el Siglo XX: la electrónica, la cibernética y la informática

Decimo Primera parte de doce.
Presentado originalmente como Trabajo de Ingreso
a la Maestría en Arquitectura Tecnología,
aprobado y publicado por la

División de Estudios de Posgrado e Investigación,
Edificio de la Unidad de Posgrado,
Facultad de Arquitectura de la UNAM, México.
Mayo - Julio de 1996.
Instalaciones en el Siglo XX: la electrónica, la cibernética y la informática

La construcción tradicional considera como instalaciones básicas la eléctrica, la hidráulica, el gas y la sanitaria. Con los edificios del Siglo XX, los elevadores, el aire acondicionado, el sonido ambiental, la calefacción y la telefonía, entre otras, se integraron a la arquitectura como instalaciones especiales. Ambos tipos de instalaciones requieren de abastecimiento de agua, drenaje, luz, gas y comunicaciones, todas externas al predio propio de la construcción. El edificio es dependiente de sus servicios públicos. La generación de estos servicios es ajena a lo construido. Este concepto de suministro ha sido el detonante de la concentración y sobrepoblación de las ciudades modernas. En parte, toda persona residente en las provincias y el campo tiende a emigrar a las ciudades en busca de las comodidades colaterales a estos servicios.

Ilustración 7. La tecnología fotoeléctrica está disponible para cualquier clase social o país. A donde no llegan los servicios urbanos, llega la radiación solar.

Para el final de ésta década, la población mundial será predominantemente urbana. Entonces, se estima, existirán 21 mega ciudades con poblaciones superiores a los 10 millones de habitantes. La inercia de crecimiento de las urbes debe ser revertida para evitar problemas en el abasto alimenticio y la degradación social. Si lo que la población busca son los servicios completos que faciliten su desarrollo, se debe encontrar otra alternativa de distribución, que permita a los habitantes rurales obtener en su posición geográfica original lo mismo que los habitantes urbanos tienen. La tecnología constructiva actual, correctamente aplicada, puede usarse como herramienta para lograrlo: desde hace varias décadas, los arquitectos hemos manejado y aplicado los conceptos de arquitectura bioclimática y tecnológica(31).

La arquitectura bioclimática pretende dar solución a problemas, generalmente térmicos, mediante la concepción de elementos estructurales y divisorios integrados al edificio. El objetivo es el dominio del balance térmico a través del control de la radiación solar y terrestre, por medio de una envoltura habitable, sencilla y eficaz. Mediante la ubicación adecuada, la orientación, los grosores de muros, materiales diversos y ventilaciones complejas, se trata de crear edificios agradables y funcionales que eviten instalaciones especiales.

Por otro lado, la arquitectura tecnológica busca integrar a la construcción, un conjunto de técnicas de helioingeniería destinadas a satisfacer las necesidades y exigencias del edificio. Se utilizan, primordialmente, la electrónica, la cibernética(32) y la informática (33) para lograrlo. Todo tipo de equipo o maquinaria desarrollada son bienvenidos para solucionar los servicios del edificio. Mediante colectores solares, celdas fotoeléctricas (34), mecanismos electrónicos, materiales novedosos y equipo electromecánico, se crean edificios útiles, independientemente de su estructura y ubicación. Su meta final es crear "edificios inteligentes".

Ambos conceptos se encuentran enfrentados y polarizados en la práctica. Ambos se han aplicado tímidamente, logrando éxitos y fracasos. Las dos tendencias presentan problemas y ventajas. El bioclimatismo tiende a abusar de los procesos constructivos artesanales y la dosificación de materiales pétreos regionales, creando edificios masivos y caros. El tecnologismo a ultranza tiende a olvidar el valor del proyecto arquitectónico para adosar sobre el edificio sólo su equipo. Si en el futuro se desea crear edificios independientes de cualquier servicio urbano, ubicados en cualquier posición geográfica del planeta, lejos de las grandes urbes, el arquitecto debe desarrollar, mezclar y aplicar ambas tendencias en sus construcciones. Debemos estar conscientes de que esto nunca se podrá lograr si el arquitecto no conoce los materiales y las técnicas adecuados.



CITAS

(31) Centrada especialmente en la telemática y cibernética, para controlar informáticamente su funcionamiento y el gasto de energía.Regresar

(32) La cibernética es la ciencia que estudia los métodos de comunicación y control para aplicar los hay equipos, maquinarias y computadoras, inspirándose en el organismo humano.Regresar

(33) La informática es la ciencia cuya finalidad es el tratamiento automático de información, generalmente por medio de las computadoras. Regresar

(34) En el futuro, el Sol puede ser nuestra principal fuente de energía: El Planeta recibe anualmente 7.3 x 1017 Kwh sobre su superficie, mientras que toda la energía artificial generada en el mundo alcanza solamente los 6.6 x 1012 Kwh, 18,000 veces menor.Regresar







D.R. © Ernesto Ocampo Ruiz, DEPI, Facultad de Arquitectura de la UNAM, México, 1996.