| Introducción | Sobre el Autor | Eventos | Lecturas Recomendadas |

martes, 16 de septiembre de 2008

Los Materiales Constructivos de la Arquitectura

Segunda parte de doce.
Presentado originalmente como Trabajo de Ingreso
a la Maestría en Arquitectura Tecnología,
aprobado y publicado por la

División de Estudios de Posgrado e Investigación,
Edificio de la Unidad de Posgrado,
Facultad de Arquitectura de la UNAM, México.
Mayo - Julio de 1996.
Los Materiales Constructivos de la Arquitectura

En Egipto, hace 5,200 años, floreció una de las primeras civilizaciones de la humanidad. su posición geográfica, religión, comercio, agricultura, industria(2) y sociedad fueron pilares elementales en la concepción de su arquitectura. Sin embargo, su geología y el dominio de diversas técnicas artesanales, determinaron la forma y el espacio de sus edificios. Los materiales como la madera, el ladrillo de adobe, la arcilla o estuco, y la piedra marcaron el carácter definitivo de su arquitectura. En Egipto, la piedra es abundante en grandes cantidades y variedades, y no sólo fue usada en edificios sino en otras artes. El granito rojo y gris, la cuarcita(3), el basalto, la dolerita(4), la piedra caliza y la piedra laja fueron los materiales básicos constructivos. En Egipto escaseaban los metales, que como el cobre, eran traidos de la península del Sinaí. El estaño era importado para fabricar bronce. El hierro era extremadamente raro y sólo se podía obtener de rocas al aire libre de orígenes meteóricos. Los materiales a su alcance y el diseño de métodos sofisticados de corte(5), acarreo, transportación y elevación de grandes bloques de piedra, permitieron en su arquitectura la característica escala y majestuosidad.

La cultura griega tenía acceso, a través de su conocimiento e influencia cultural en el mediterráneo, a un amplio surtido de materiales de la región. Pero el material de más importancia en su arquitectura fue el mármol, que escrupulosamente seleccionado de acuerdo con su blancura, veta y grano, prevaleció sobre cualquier otro material posible. Era tal la obsesión por el mármol blanco, que aún existen algunos ejemplos de construcciones griegas edificadas con muros burdos de piedra laja, recubierta de una capa de estuco(6) de mármol para simular el efecto del material original. Su mármol era extraído de las cercanías de Atenas y en las islas de Paros y Naxos, el cual normalmente transportaban por mar. El dominio del arte del labrado de la piedra, las matemáticas aplicadas y la docilidad del mármol permitieron la exactitud y el refinamiento de cada detalle formal.

La experimentación de métodos constructivos, la minería y la explotación de materiales de construcción identificaron a la arquitectura romana. Aunque primeramente construyeron a la manera etrusca, consistente en bloques de piedra bien cortados, la necesidad de expansión de su imperio requirió en breve de inventos prácticos para la construcción. Los romanos desarrollaron el ladrillo y la terracota(7), que utilizaron en todos sus edificios. Inicialmente irregulares o rectangulares, después triangulares, los ladrillos eran fabricados en parcelas especiales que fueron seleccionadas por la calidad de su arcilla. Sin embargo, el material constructivo desarrollado más ingenioso fue el concreto, el cual fabricaron con pedacería de piedra y ladrillo mezclada con un mortero hecho con arena volcánica(8) y cal. El concreto era vertido en cimbras de madera o dentro de aparejos forjados de piedra o ladrillo. El aplanado definitivo de estuco hizo su aparición recubriendo las caras de los muros.

Ilustración 1. Al observar este espacio interior, irremediablemente sentimos una similitud con la actualidad (Roma, circa 50 d.c.).

Aunque su descubrimiento no puede ubicarse en la historia, se sabe que el vidrio fue utilizado en objetos del antiguo Egipto (circa 1500 a.c.). Fueron los egipcios quienes inventaron la caña de soplar. En el Imperio Romano (circa 50 d.c.) hubo fábricas de vidrio blanco, incoloro y de tonos rojos y azules. El vidrio se fusionó por primera vez al arquitectura durante el periodo Protocristiano y Bizantino. Las vidrieras de colores se usaron en los vanos como decoración mística y espiritual. El vidrio se opacaba con óxido de estaño y era entintado en diversos colores. Tomó siglos desarrollar la técnica y el arte del laminado del vidrio, el cual fue utilizado magistralmente en los periodos gótico y renacentista. Grandes ventanales y rosetones de vidrio coloreado fueron creados en las fachadas de iglesias, escuelas, castillos, hospitales y palacios. En el Siglo XIII se establecieron las primeras fábricas en la famosa isla de Murano, cerca de Venecia. El cristal(9) hizo su aparición en el Siglo XVII y sustituyó paulatinamente al vidrio en la arquitectura. El vidrio ayudó a la creación de miles de fábricas y fuentes de trabajo por toda Europa y se necesitaron siempre, en cada momento, mejores técnicas de producción.

El cristal fue combinado magistralmente con un nuevo material producido en el Siglo XVIII: el hierro colado. Este material requirió el desarrollo de nuevas técnicas de fabricación y generó todo un nuevo procedimiento constructivo. El hierro colado fue utilizado en el famoso Palacio de Cristal, construido en Londres, para la Gran Feria Mundial de 1851. El hierro colado dio lugar a una búsqueda de nuevas alternativas en materiales que culminaron en el Siglo XIX con la fabricación del acero que, al final de ese siglo, se combinó con el mejor de los inventos del Imperio Romano. El concreto armado apareció al arquitectura.



CITAS

(2) Entiéndase industria en su sentido básico, es decir, la capacidad o destreza para manufacturar algo con el dominio de una técnica. Hasta la baja Edad Media la industria fue, por lo general, una actividad personal, que raras veces sobrepasaba el nivel de la producción individual del artesano, orientada hacia su pequeño mercado local. Con el tiempo, se manejaron gremios protegidos que se especializaron en un producto en específico. En Egipto se desarrolló la industria de la indumentaria, la joyería y la construcción prefabricada con adobes modulares. Durante más de 5 mil años la industria humana fue artesanal. Todo esto cambió a la llegada de la Primera Revolución Industrial, con la construcción de maquinaras impulsadas por el vapor (circa 1760) y el concepto de producción en serie (circa 1863).Regresar

(3) Roca silíciea muy dura constituida principalmente de cuarzo.Regresar

(4) Roca verdosa con pintas de textura similar a la piel de serpiente. Totalmente diferente al jade.Regresar

(5) El corte inicial y barrenado de grandes bloques de piedra se efectuaba con herramientas de cobre. La separación final del bloque se lograba clavando cuñas de madera seca que se hinchaban al mojarse con el agua.Regresar

(6) El estuco es una mezcla de cal, yeso, polvo de mármol y agua.Regresar

(7) La terracota es arcilla o barro cocido o quemado en moldes para uso en la construcción y la decoración.Regresar

(8) Esta arena se llamaba pozzolana y se podía obtener en las cercanías de Roma y Nápoles. Regresar

(9) El cristal está formado de vidrio potásico y un elevado porcentaje de cal.Regresar







D.R. © Ernesto Ocampo Ruiz, DEPI, Facultad de Arquitectura de la UNAM, México, 1996.